Os otorgo la posibilidad tan especial de leer estas sabias y reconfortantes palabras en este momento tan duro por el inesperado fallecimiento de nuestro señor director, desde el afecto y recuerdo de esta profesional.

A Cayetano Romero. 10 de junio 2010

Te has ido cargado de proyectos…

Pero con la serenidad de los valientes.

Ayer te dijimos “adiós”, que es más un “hasta luego”.

La muerte, aunque se espere, siempre resulta inesperada.

Nos sorprende, nos zarandea y nos deja el dolor de la ausencia.

Y aunque todos marchamos por el camino que nos lleva al Infinito, estamos tan arraigados a la tierra, que duele dejar que se vayan a los que amamos. 

Me cuesta pensar que ya no te veré correteando de un sitio a otro…

Con mil cosas por hacer.

Involucrándonos en todas las novedades que va ideando el Sistema, disfrutando en tu “bici”, intentando superar tu propia marca…

Leyendo, estudiando inglés, camino del centro…

Me cuesta pensar que te has ido…

Gracias por todo lo que has hecho y gracias por tu cariño, pues, aunque en más de una ocasión nuestra visión de la realidad era distinta, siempre hubo un gran cariño, confianza y respeto mutuo.

Gracias.

Nunca olvidaré ¡tantos momentos de alegría y trabajo pasados juntos!

Ya habrás visto que hay “Cielo”.

Se que allí terminarás armándola…

Comienza tu nueva aventura,

VIVE y acuérdate de nosotros. Hasta luego, amigo.  

MªDolores